Máquinas Laminadoras de Fimo: Tutorial, comparativas, limpieza, mantenimiento.

 

 En esta página vamos a ver las características de las laminadoras para Fimo y otras arcillas poliméricas como Sculpey y Kato, la mejor elección y cómo usarlas y mantenerlas en condiciones el mayor tiempo posible.

¿QUÉ ES UNA LAMINADORA DE PASTAS?

Las laminadoras de pastas son las máquinas que se han usado tradicionalmente para hacer espaguetis y pastas en Italia, y son de uso alimentario. Para trabajar con arcillas poliméricas, que se cuecen en horno casero para hacer trabajos de manualidades y artesanía, se usan máquinas parecidas, pero con algunas adaptaciones.

Las máquinas laminadoras, o Pasta Machine en inglés, especiales para arcilla, no valen para uso alimentario. Las normas en cuanto a composición de las aleaciones metálicas no son las mismas para uso alimentario que para hacer manualidades. Elementos que no pueden estar en máquinas que entran en contacto con los alimentos, sí pueden estar en las máquinas para Fimo y arcillas poliméricas. Y esos elementos le pueden dar más resistencia a la oxidación, o a los arañazos, a las máquinas para Fimo.

La resistencia para laminar una mezcla de harina, agua y un poco de sal, tampoco tiene que ser la misma que para arcillas poliméricas.

Por tanto recomendamos elegir máquinas de uso alimentario para hacer comida, y especiales para arcillas poliméricas para hacer modelado con pastas no comestibles. En nuestra tienda online sólo tenemos máquinas para Fimo y arcillas poliméricas, no vendemos productos de uso alimentario.

Todas las laminadoras que tenemos en nuestra tienda online se pueden ver con sus precios pinchando en la foto:

¿QUÉ PASTAS USAMOS EN LAS MÁQUINAS?

Si queremos usar Fimo Soft, que es de las pastas más vendidas se puede ver el producto en nuestra tienda pinchando en la foto:

En vez de usar Fimo Soft se podría usar Fimo Classic o Professional, otros polímeros como el Sculpey, Kato Polyclay y Cernit.

Si son pastas más duras habrá que acondicionarlas más amasándolas a mano, o hacer lonchas más finas con las cuchillas especiales para arcillas poliméricas, para no meter la pasta dura en trozos grandes y estropear la laminadora.

Para ver un tutorial sobre la elección de las arcillas poliméricas pinchar en la foto:

GROSOR DE CADA POSICIÓN EN LAMINADORAS

Las diferentes laminadoras tienen diferentes posiciones y grosores. Es habitual tener 9 posiciones, pero pueden tener otro número. La 1 suele ser la más gruesa y la 9 la más fina, pero en otras máquinas puede ser al revés.

Las posiciones de la laminadora de Sculpey, con rodillos de acero inoxidable, nos dan estos grosores:

 

A continuación ponemos un vídeo de PCT (Polymer Clay Tutor) dónde nos da un truco para saber el grosor de cada posición de nuestra laminadora. Consiste en ver cuantas cartas entran en cada posición y anotarlas en una tira adhesiva en la parte de abajo de la laminadora. Así cuando en un tutorial nos dicen, por ejemplo, que es la posición de 4 cartas, sabemos en qué número conseguimos eso con nuestra máquina.

 

ESCOGER UNA LAMINADORA DE PASTAS

¿Qué tenemos que tener en cuenta a la hora de escoger una laminadora?.

- Precio: Es uno de los factores más importantes a tener en cuenta. Si la vamos a usar mucho puede que queramos invertir un poco más, pero si la vamos a usar poco, debemos elegir la más barata posible. La usaremos siguiendo las indicaciones de los fabricantes y con cuidado, sin forzarla. Para un uso adecuado y poco intensivo nos vale casi cualquiera, y si al final la usamos mucho y no nos dura demasiado, pues será entonces el momento de invertir en una mejor.

-Número de posiciones. La mayoría de laminadoras para arcillas poliméricas tienen 9 posiciones. Las de Fimo de la marca Staedtler pueden tener 5 o 6.

- Calidad de los rodillos. Los rodillos de teflón anti adherente de la laminadora de Makin´s Clay son muy interesantes, siempre que los usemos bien. Es como en las sartenes de cocina, si usamos herramientas que los rayan, el teflón será incluso un inconveniente. Los rodillos de acero inoxidable de la nueva laminadora de Sculpey también son muy interesantes. Si vamos a usar mucho la laminadora es buena idea elegir una de estas dos. Las demás marcas suelen tener rodillos que se oxidan con el tiempo, y la acción de los componentes de las pastas.

La limpieza de la laminadora como veremos más abajo, con toallitas de bebé o papel de cocina, sin agua ni jabón ni productos abrasivos, y sin herramientas duras, alargará mucho la vida de los rodillos, sean del material que sean.

- Marcas: Las marcas Makin´s Clay, Sculpey y Fimo tienen mayor durabilidad que si elegimos una marca blanca o de distribuidor. Las laminadoras de Artemio y Artis pueden salir más económicas y ser una buena opción para un uso poco intensivo.

Se pueden ver todas con sus descripciones y fotos pinchando en la foto:

 

INSTRUCCIONES LAMINADORA SCULPEY

Ponemos las instrucciones de la laminadora de marca Sculpey, que es una de las más vendidas. Las instrucciones de otras laminadoras son parecidas.

 

ORGANIZACIÓN MESA DE TRABAJO CON LAMINADORA.

Ponemos otro vídeo de PCT dónde nos dan trucos muy buenos para organizar la mesa de trabajo con la laminadora. Nos encanta la tapa de caja de galletas de metal debajo, para que caigan los trozos de arcilla y poder recoger todo más fácilmente. La manivela la pega con masilla para que no se caiga.

 

TRUCOS PARA PROLONGAR LA VIDA DE LA LAMINADORA

Las laminadoras de pastas pueden durar años, semanas, meses, o incluso romperse en un día. Depende en parte de la calidad de la laminadora, y de la intensidad de uso, pero depende mucho más de un correcto uso y mantenimiento.

La mejor laminadora del mercado se puede estropear en muy poco tiempo si no la usamos bien. Y la más barata nos puede durar años si la tratamos bien.

Vamos a dar una serie de recomendaciones para que, sea cuál sea la laminadora que tengamos, podamos sacarle su máximo partido.

  • No forzar nunca la laminadora. Si se fuerza se rompen los rodamientos, que son unas ruedas con dientes que lleva en los laterales. Es muy fácil romper los rodamientos, llevan dientes pequeños de metal. Si se fuerza la máquina se rompe, da igual la marca. La pasta debe entrar suavemente. Se pone pasta un poco más gruesa que la posición elegida, y se empieza acondicionando la pasta en las posiciones más gruesas. Se va disminuyendo el grosor poco a poco, cambiando un poco cada vez.
  • No meter pastas duras en la laminadora. No se meten trozos duros de pasta para ablandarlos, la pasta dura se mezcla con ablandador o Moldmaker, no se mete a la fuerza en la máquina. Y si la pasta está muy dura porque está fría, se calienta un poco con las manos antes de meterla en la laminadora.
  • No usar herramientas duras para limpiar o sacar trozos de pasta. Los palillos de metal, cuchillos, palos de modelar, etc, deben mantenerse lejos de nuestra laminadora.
  • No lavar con agua ni meter en el lavaplatos. Los rodillos se oxidan, y no es posible secar el interior después de lavar. Sólo se puede limpiar con toallitas de bebé y papel de cocina.
  • Limpiar después de cada uso. Las pastas que usamos llevan productos químicos, aparte de los que mezclemos con la pasta para la técnica que usemos. Cuanto menos tiempo estén los rodillos y la máquina en contacto con ellos menos riesgo de oxidación tendremos. Además evitaremos que los restos de pasta se endurezcan dentro de la máquina, lo que hace más difícil, o incluso imposible quitarlos después. Si cada vez que usamos la máquina la limpiamos después alargaremos su vida útil.
  • No usar la laminadora con pastas de secado al aire. Las pastas de secado al aire en trozos pequeños secan muy rápido. Usando estas masas será más común que trozos de pasta duros queden atrapados dentro de la máquina. Estos trozos duros deforman el interior de la máquina al girar los rodillos, y la estropean muy fácilmente.
  • Usar papel encerado, de horno. Si nuestros rodillos están oxidados, o se pega la pasta en ellos, podemos poner la pasta entre dos papeles de horno y seguir usando la laminadora. Si usamos una masa que no queremos que manche los rodillos, por el motivo que sea, también podemos usar este truco.
  • No desarmar la laminadora. Muchos usuarios desmontan las laminadoras para retirar restos de pasta dura del interior. Parece ser que algunas marcas de alimentación sí se pueden desarmar, o al menos se podía en modelos anteriores. Si se desmonta la laminadora, puede que no podamos volver a montarla en condiciones después, no están preparadas para que las desarmemos en casa y las volvamos a montar sin problemas. Sólo aconsejamos desmontarla, para arreglarla, si está para tirar a la basura, porque ya no tenemos nada que perder, y a lo mejor aprendemos algo en el proceso. Es peor tener una laminadora rota que una laminadora sucia, como nos dicen en el canal PCT. Recomendamos ver los vídeos de abajo para limpiar sin desmontar las máquinas.

ACONDICIONADO DE ARCILLAS POLIMÉRICAS CON LAMINADORA

A continuación vemos un vídeo de Sculpey dónde nos enseñan a acondicionar las arcillas poliméricas, en este caso Premo de Sculpey, con una máquina laminadora de pastas.

Todas las arcillas poliméricas deben ser acondicionadas antes de usarlas, para que los ingredientes se mezclen bien y no queden rayas y marcas en la superficie. Al acondicionar también hacemos que los objetos sean más resistentes después de la cocción. Una vez acondicionada toda la pastilla podemos guardarla en un film de cocina y se mantiene acondicionada bastantes horas, hasta 2 días según los fabricantes de Sculpey.

Lo primero que hace en el vídeo es cortar lonchas más o menos finas con una cuchilla especial para arcillas poliméricas. Las cuchillas se pueden ver en nuestra tienda online en el siguiente link:

 

Después de cortar en lonchas las pasa por la máquina en la posición 2, que es bastante gruesa, para trabajar siempre sin forzar la máquina. También nos dice que podría usar la posición 1, pero que es mejor usar la 2. Y pasa las lonchas muchas veces hasta que la masa está acondicionada, con los ingredientes de la pasta bien mezclados para que no se noten rayas o puntos, y sea fácil de manejar. Pasa unas 12 a 14 veces por la laminadora en esta posición, si la pasta es dura, y unas 8 a 10 veces si la pasta es blanda.

Las posiciones 1 y 2 se usan sólo para acondicionar, y suelen obtenerse láminas con rayas, porque los rodamientos de la máquina hacen saltitos en estas posiciones. Esto es normal en todas las laminadoras del mercado. Las láminas más finas no tendrán este problema. Pero para hacer láminas más finas primero tenemos que acondicionar la masa en la posición 2.

 

MEZCLAR COLORES CON LAMINADORA

Los colores se pueden mezclar amasando un rato a mano, pero en este vídeo vemos lo rápido que se mezcla con una laminadora, y sin que la pasta coja burbujas de aire. El vídeo es de Sculpey.

 

LIMPIAR LA LAMINADORA DE PASTAS

Los fabricantes recomiendan limpiar con toallitas de bebé antes de usar la máquina la primera vez, antes de cambiar a una pasta de color más claro, y al terminar de usarla cada vez.

Es especialmente importante después de usar colores metalizados, con purpurina, efectos como el granito y similares.

La limpieza adecuada de nuestra laminadora la protegerá de la oxidación durante más tiempo. Los rodillos oxidados dejan marcas en la pasta. Si ya se nos han oxidado podemos limpiar con toallitas, o pasar trozos de pasta claros, que sean para tirar, hasta retirar el óxido. Una vez retirado el óxido podemos pasar la pasta de nuestro proyecto, y no nos quedarán las marcas. La siguiente vez que usemos la laminadora tendremos que repetir el proceso. Evitamos esto comprando una laminadora con rodillos de acero inoxidable o teflón.

Podemos usar un papel de cocina para retirar el aceite que le ponen al fabricarla para evitar la oxidación. A veces las laminadoras manchan un poco al estrenarlas. Se pasa papel de cocina hasta que sale limpio.

A continuación ponemos un vídeo de PCT (Polymer Clay Tutor) dónde nos enseña cómo limpiar nuestra laminadora de pasta.

En el vídeo número 2 de PCT, sobre la limpieza de la Pasta Machine, nos cuentan que no debemos desmontar la laminadora para limpiarla, porque luego no hay manera de que vuelva a funcionar, y ninguna garantía nos cubre abrir los aparatos y desmontarlos. Tenemos que quitar los restos de pasta seca con una herramienta de plástico flexible, para no dañar la máquina.

Lo mejor es quitar los restos cuando están frescos, limpiando la máquina como hemos visto en el vídeo anterior. Las arcillas poliméricas se cuecen en el horno, no endurecen muy rápido al aire. Si las retiramos después de cada sesión no tendremos trozos secos en la máquina. Si metemos pastas de secado al aire tendremos más problemas con masa seca en trozos dentro de la máquina. Vemos en el vídeo cómo podemos quitar los trozos de arcilla que se han quedado en la máquina sin abrirla.

OTROS RECURSOS:

1- Pinterest Mybaonline sobre Fimo y arcillas poliméricas. Fotos de trabajos, vídeos y tutoriales seleccionados por nosotros en Pinterest.

2- Canal Youtube Polymer Clay Tutor. Vídeos en inglés, muchos y muy buenos. Muy recomendable. Tienen opción de pago, y muchísimos vídeos gratis.

3- Canal Youtube MoClay, de Mónica Resta.

4- Sculpey Polyform. Página del fabricante con información de los productos, Blog, vídeos, etc. Muy interesante.

Entra en  nuestra tienda on line y encontrar�s todos los materiales, herramientas, libros, revistas que necesites para manualidades, artesanía, dibujo y pintura. Para trabajos con masas de modelar y bisutería tenemos un amplio surtido de herramientas, fornituras para pendientes, anillos, pins, pegamentos, arcillas poliméricas, etc.

 

Tienda virtual manualidades y bellas artes. Materiales, libros y revistas.


 

Síguenos en:

 

Páginas relacionadas:

 Modelado: Otros trabajos paso a paso, técnicas, consejos, etc.