Los metales en bisutería: Plata de ley, aleaciones y baños

 En este tutorial vamos a explicar los distintos metales y acabados metálicos que se usan en bisutería.

Una aleación es el producto metálico que resulta al solidificar una disolución líquida de dos o más metales, y en algunos casos puede llevar algún elemento no metálico como el carbono. Es decir, que hablamos de aleaciones cuando tenemos metales que no son un elemento químico de los de la tabla periódica, sino una mezcla de varios. La mezcla se consigue fundiendo los metales previamente y dejándolos enfriarse después.

Los metales utilizados en joyería y bisutería son aleaciones de varios metales en las proporciones elegidas para conseguir unas características determinadas de dureza, color, punto de fusión, precio, ...

El oro utilizado en joyería no es oro 100%, sino un mezcla como veremos más adelante. Tampoco la plata de ley es plata 100%.

Además se pueden usar metales de base cubiertos por una capa más o menos gruesa de otros metales. Decimos que son materiales bañados, y según sea el color son plateados o dorados por ejemplo.

En bisutería y joyería se usan aleaciones de oro, plata, estaño, zinc, cobre, aluminio, magnesio, ... Tradicionalmente se ha usado mucho el níckel, pero actualmente hay normativas europeas y americanas que limitan su uso a cantidades muy pequeñas para evitar alergias. El plomo también se usa cada vez en menor proporción para evitar problemas de salud.

Hace tiempo casi todo daba alergia porque en las aleaciones se podía incluir entre otros metales mucho níquel. Hoy en día hay normativas europeas que limitan a cantidades mínimas los metales más alergénicos, de forma que personas que hace años tenían alergia a los baños metálicos de bisutería, e incluso a la plata de ley o al oro, ven como su problema ha mejorado considerablemente o no tienen ya esos problemas. Aún así algunas personas pueden experimentar alergia a los baños metálicos o a la plata de ley, pero ya no es tan frecuente como antes.

PLATA DE LEY: PLATA 925 Y BAÑOS PLATEADOS

Plata 925 significa que cada 1000 gramos de metal 925 son de plata pura, es decir, 92,5% de metal en la aleación es plata. El resto de metales en la aleación deben estar en las proporciones autorizadas para su uso en bisutería y joyería. La plata 925 tradicionalmente ha sido exclusiva de joyería, pero hoy en día el precio no es prohibitivo y hay también bisutería alta realizada con piezas de plata de ley.

Las piezas acabadas se venden como plata 925 si todo el metal presente en el artículo es plata 925. Si tenemos un artículo al que se le ha dado un baño o recubrimiento de plata 925 no podemos decir que es un artículo de plata, es un artículo plateado. En estos casos es importante que el baño sea de calidad y de un grosor adecuado para que no se vaya muy fácilmente. El aspecto, si el baño está bien, es el mismo que el de la plata de ley, y sólo notaremos la diferencia si pierde el baño, lo que puede ocurrir antes o después en función del grosor de la capa de plata, los roces, los productos químicos, el sudor de la piel, etc.

Si en un diseño mezclamos piezas de plata 925 con piezas de otros metales ya no podemos decir que la pieza es de plata de ley, por tanto recomendamos no mezclar en el mismo diseño plata con latón, peltre, zamak u otros materiales menos nobles.

La plata se pone fea porque se oxida, pero basta con frotarla con un paño para que vuelva a recuperar su brillo. Se puede barnizar para evitar la oxidación.

ORO Y DORADO

El oro puro es de 24K y es un material blando y que se usa muy poco en joyería. El oro alto es el de 18K, que tiene 18 partes de oro y 6 partes de otros metales, es decir que es oro con una pureza del 75%. Los otros metales en la aleación pueden ser plata, cobre, níquel y paladio por ejemplo. Según el tipo y proporción de estos metales se consiguen oros de distintos colores: amarillo, blanco, rosa, rojo, verde. El oro medio es el de 14K, que tiene una pureza de 14/24, es decir 58%. El oro bajo es el de 10K, con una pureza del 41,6%.

El oro macizo es un material de joyería. En bisutería lo que se usa son aleaciones de otros metales recubiertos con una capa muy fina de oro que puede ser a veces de 18K. Hablamos entonces de materiales dorados. Con una capa más gruesa de oro hablamos de gold filled, "oro relleno".

LATÓN (Brass):

Es una aleación de Cobre y Zinc, con una proporción de Zinc muy variable que puede ir del 0 al 50%, y que puede llevar además otros metales como plomo, estaño, hierro y aluminio. Las propiedades varían mucho en función de las proporciones cobre/zinc y del resto de metales presentes en la aleación. Con un 10% de Zinc se conoce como bronce, y con un 15% como latón rojo o Tombac (tumbaga). Entre el 34 y el 37% de Zinc es latón amarillo.

Los latones con otros elementos en la aleación se llaman latones modificados.

Este material es muy utilizado para piezas que se hacen a partir de hilos y láminas de metal, que tienen poco peso por obtenerse de esta manera.

Se puede bañar después con plata o con oro para cambiar su color. En función de cómo se haga el baño y el grosor de la capa aplicada será más o menos resistente.

ALPACA:

Aleación de Cobre, Zinc y Níquel de color blanco semejante al de la plata. Se llama también plata alemana. Actualmente en bisutería las cantidades de Níquel están limitadas por la Unión Europea, por lo que esta aleación está en desuso.

ZAMAK:

Aleación de Zinc con Aluminio, Magnesio y Cobre. Son las iniciales de estos metales en alemán. Se utiliza mucho en las piezas que se hacen fundiendo el metal y poniéndolo en moldes. Las piezas de fundición realizadas con ZAMAK pesan más y tienen más consistencia que las de latón fundamentalmente porque son macizas, mientras que las de latón suelen ser obtenidas a partir de hilos o láminas finas y por ello pesan menos.

Al ser piezas con más peso de metal, por hacerse en moldes, a veces pueden salir más caras que otras hechas con láminas de plata de ley que pesen menos. El precio por gramo del Zamak es menor que el de la plata, pero si comparamos dos piezas del mismo tamaño, y con peso mayor en la de Zamak, es posible que ésta sea más cara. Además el precio dependerá de lo costoso que sea el proceso de fabricación, y es difícil para los no entendidos saber que piezas salen más baratas por fundición de Zamak, y cuáles a partir de plata de ley con aparatos completamente diferentes.

El Zamak se puede bañar con plata después y se suele vender con un color plata antigua.

PELTRE (Pewter) :

Aleación de 85 al 99% de Estaño, con Cobre, Antimonio y Plomo. Es de color blanco similar a la plata y también se oxida como ésta.

BRITANNIA:

Es un tipo de Peltre sin plomo. Aleación de 93% de Estaño, con 2% de Cobre y 5% de Antimonio. Se suele usar como base para electro plateado con plata. Es una alternativa a poner como base materiales de níquel que actualmente están desaconsejados para bisutería. Tiene la ventaja con respecto al peltre de no usar plomo, cuyo uso también se limita cada vez más en las piezas de bisutería.

CCB (Copper Covered Beads):

Son cuentas de plástico cubiertas de cobre y con un baño plateado o de otro color. Los baños metálicos sobre plástico son muy delicados y se van muy fácil. El precio es muy bajo porque el plástico es más barato que el metal, y por ello se utiliza mucho en bisutería de gama baja, low cost. En nuestro catálogo tenemos desde esta calidad a la plata de ley, el cliente escoge lo que más le interesa en función de su presupuesto y la calidad deseada.

Entra en  nuestra tienda on line y encontrarás todos los materiales, herramientas, libros, revistas que necesites para bisutería, manualidades, artesanía, dibujo y pintura. Para trabajos de bisutería tenemos cuentas de cristal Swarovski, hilos, agujas, herramientas, tableros de enfilado, revistas con esquemas, fornituras, etc.

 

Tienda virtual manualidades y bellas artes. Materiales, libros y revistas.


Páginas relacionadas:

 Bisutería y abalorios: Más de 20 trabajos de bisutería y abalorios paso a paso.