Terminales de bisutería: Tipos, utilización, y tamaño y número de cordones para cada uno.

 

 En esta página vamos a ver los distintos terminales que podemos usar en bisutería. Los terminales pertenecen a la categoría de fornituras, que son accesorios para montar bisutería, zapatos, complementos, etc.

TERMINALES:

Un terminal es una pieza que se usa para unir nuestra creación a un cierre, o para colgarlo de otra pieza. Podemos colgar el terminal de un gancho de pendiente, de una anilla o un eslabón de cadena, de un bolso, de un llavero, de una anilla de cualquier pieza, etc. Por tanto nos valen tanto para hacer pulseras, como para collares, anillos, pendientes, adornos para bolsos, colgantes de móvil, zapatos y otros complementos, etc.

1- Terminales de tubo y cerrados:

Para usar los terminales en forma de tubo, y de otras formas cerrados, se eligen del tamaño adecuado a nuestro cordón o grupo de cordones, se pegan los cordones dentro y se engancha el cierre correspondiente.

Hay terminales cerrados que llevan una anilla para unirlos a un cierre, o para colgarlos. Otros son para embellecer las puntas de los cordones y van perforados sólo por un lado y sin anilla. Algunos de estos terminales son tubos redondos, y también los hay aplastados y con paso plano. Algunos son de la medida exacta del cuero regaliz, ideales para este artículo, pero útiles también para otros cordones.

Forma de colocar un terminal cerrado:

 
1- Ponemos pegamento en el cordón o grupo de cordones.   2- Ponemos el terminal y sujetamos hasta que el pegamento tira.

 

Podemos usar un pegamento de ciano acrilato, que es de un sólo componente y nos da uniones muy resistentes. Por comodidad podemos elegir el GS HYPO, pero es menos fuerte la unión que con el ciano acrilato.

El procedimiento para poner varios cordones en el mismo terminal es el mismo y nos quedaría algo así:

 

 

A continuación ponemos una tabla de los cordones que entran según el diámetro interior del tubo, para terminales con agujero redondo.Son varias opciones de las que se puede elegir la que mejor nos venga en cada momento para cada medida de terminal.

Si el cordón no es rígido hay varios trucos que nos pueden ayudar a meterlo mejor en los terminales cerrados. Se puede cortar en diagonal la punta para que entre mejor, o quemarla con un mechero, o ponerle un poco de pegamento y recortar luego con forma de punta con un alicate, o ponerle un endurecedor de hilos. Las puntas despeluchadas y blandas a veces no entran en cierres que tienen el diámetro adecuado para ellas.

Diámetro interior del terminal (redondos)
Medida de los cordones x número de cordones
0,8 mm (que se pueden aplastar o chafar)

0,25 mm x 1 a 7 hilos (aplastando)

0,38-0,46 x 1 a 3 cordones (aplastando)

0,8 mm o 20 Gauge x 1 cordón

1 mm
1 mm x 1 cordón
2 mm

1 mm x 2 cordones

2 mm x 1 cordón

3 mm

1mm x 4 a 5 cordones

2 mm x 2 cordones

3 mm x 1 cordón

 

3,5 mm

1 mm x 6 o 7 cordones

2 mm x 3 cordones

3,5 mm x 1 cordón

4 mm

1 mm x 8 cordones

2 mm x 3 cordones

4 mm x 1 cordón

4,5 mm

1 mm x 8 cordones

2 mm x 4 cordones

4 mm x 1 cordón

5 mm

1 mm x 10 a 11 cordones

2 mm x 4 cordones

3 mm x 2 cordones

5 mm x 1 cordón

6 mm

1 mm x 15 a 17 cordones

2 mm x 8 cordones

3 mm x 3 cordones

6 mm x 1 cordón

Cintas, incluso de más de 6 mm si son flexibles

7 mm

1 mm x 26 cordones

2 mm x 11 cordones

7 mm x 1 cordón

Cintas, incluso de más de 7 mm si son flexibles

8 mm

1 mm x 35 cordones

2 mm x 13 cordones

3 mm x 5 cordones

4 mm x 3 cordones

8 mm x 1 cordón

Cintas, incluso de más de 8 mm si son flexibles

9 mm

1 mm x muchos

2 mm x 16 cordones

3 mm x 6 cordones

9 mm x 1 cordón

Cintas, incluso de más de 9 mm si son flexibles

10 mm

1 mm x muchos

2 mm x 20 cordones

3 mm x 7 a 8 cordones

4 mm x 4 cordones

5 mm x 3 cordones

10 mm x 1 cordón

Cintas, incluso de más de 10 mm si son flexibles

A continuación damos datos para terminales que no son redondos, con el número de cordones de cada grosor que entran según la medida de largo y ancho del interior del agujero.

Medida interior del agujero (no redondos)
Medida de los cordones x número de cordones
Plano 10x2 mm

1 mm x 16 cordones

2 mm x 5 cordones

3 mm x 3 cordones

Cintas

Para regaliz 7x10 mm

1 mm x 32 cordones

2 mm x 14 cordones

3 mm x 6 cordones

1 cuero Regaliz 7x10 mm

Cintas

11x7 mm

1 mm x muchos

2 mm x 18 cordones

3 mm x 7 cordones

4 mm x 4 cordones

5 mm x 3 cordones

7 mm x 2 cordones

11x7 mm x 1 cordón

Cintas

 

2- Terminales abiertos semi tubo anilla:

Cuando el terminal es abierto, con forma de semi tubo, se adapta mejor a diferentes tamaños de cordón pero el proceso es un poco más complejo. Pasamos a explicarlo con fotos.

Este es un terminal abierto o semi tubo con anilla.   Paso 1: Ponemos un poco de pegamento en la punta del cordón. Podemos usar GS HYPO o uno de ciano acrilato, a nuestro gusto. El GS HYPO es muy cómodo de aplicar, pero el de ciano acrilato nos da uniones mucho más resistentes.
 

Paso 2: Colocamos la punta, o puntas de cordón, en el terminal y aplastamos con la tenaza lisa para cerrarlo. Intentamos que quede redondito, cerrando con cuidado primero un lado y luego el otro. Podemos usar para ello una herramienta Crimper, como con las chafas.

 

 

 

El terminal montado en el cordón y con un mosquetón queda así. En este caso no necesitamos poner anillas para unir el mosquetón a los terminales.

 

 

 

   

Terminal abierto montado con dos cintas. Como se puede ver en la foto, si la cinta es flexible y fina, podemos usar una cinta bastante más ancha que el terminal. En este caso es cinta de organza u organdí, y lleva dos cintas.

 

   
 

Detalle de un terminal abierto montado con varios hilos de cuero de 1 mm.

  Detalle de la parte de atrás del mismo terminal con hilos de cuero de 1 mm.

 

En cada artículo de este tipo de nuestra tienda on line hemos puesto cuántos cordones de cada medida entran. También se utilizan mucho estos terminales para cintas.

3- Terminales especiales para cintas:

Los terminales semi tubo valen para cintas, y los podemos dejar planos al aplastar, pero hay unos terminales especiales para cintas, que son abiertos y se aplastan quedando planos. Se ponen parecido al caso anterior, sólo hay que poner pegamento y aplastar para fijar las cintas. Se pueden usar cintas más grandes que el terminal utilizado, si las doblamos o no las ponemos estiradas. Valen tanto para una cinta como para poner varias juntas, una encima de otra o al lado.

 

4- Tapa nudos o calota:

Los tapanudos se ponen para cubrir nudos o chafas y tienen una anilla para engancharlos en fornituras de pendientes o cierres de diversos tipos. También son terminales.

Vamos a ver uno de los posibles procedimientos usando como hilo el acero recubierto.

 
Paso 1: Ponemos en el hilo el tapanudos y después la chafa. Si el tapanudos no tiene agujero para pasar el hilo ponemos sólo la chafa.   Paso 2: Aplastamos la chafa con una tenaza plana. En este caso es mejor dejarla plana para que no se escape del tapanudos.
 
Paso 3: Este paso es opcional. Para asegurarnos más de que la chafa no se escapa le ponemos un poco de pegamento.   Paso 4: Cerramos el tapanudos con la tenaza plana.

Otra opción para poner un tapa nudos es poner una cuenta dentro y hacer un nudo alrededor de la cuenta antes de cerrarla.

 
Paso 1: Ponemos el tapanudos y una cuenta en el hilo.   Paso 2: Hacemos un nudo seguro alrededor de la cuenta.
 
Paso 3: Ponemos pegamento para asegurar. Podemos usar GS HYPO por su comodidad de aplicación.   Paso 4. Cerramos el tapa nudos con la tenaza plana.

 

5- Gusanillo y protectores de hilo:

En los trabajos con cable o acero recubierto podemos unir directamente estos a los cierres, pero no queda muy profesional y además los hilos sufren el roce de las anillas o cierres sobre ellos. Una solución muy cómoda, resistente y bonita consiste en colocar un gusanillo, o un protector de hilos, cubriendo el hilo en la zona en que se ponen las anillas y cierres. Se ponen igual los gusanillos que los protectores. Vamos a ver cómo se hace.

 

En un extremo del hilo de acero recubierto ponemos una chafa y un trozo de gusanillo de unos 10 mm. Ponemos el mosquetón sobre el gusanillo. En el otro extremo en vez del cierre ponemos una anilla con el mismo procedimiento.

  Volvemos a pasar el hilo de acero recubierto por la chafa, tensamos los hilos colocando bien el gusanillo con cuidado. Aplastamos la chafa como hemos visto antes.

 

6- Conos:

Los conos se suelen usar para agrupar varios hilos, cintas, cordones o cadenas en su interior sin que veamos la zona de unión. Usamos un alambre para unir los cordones, pasamos el otro extremo del alambre por el agujero, y hacemos un bucle al otro lado, que ya podemos unir a lo que nos interese.

 
Ejemplos de conos y pompón montado con cono

 
Procedimiento para poner un cono:
 
1- Usamos un alambre para atar los cordones, cadenas o cintas que queramos meter en el cono. Hemos usado un hilo de cobre azul para que se vea mejor en la foto. Podemos usar hilos de plata de ley, de cobre lacado, de aluminio, de latón, ... Podemos usar pegamento si no confiamos mucho en esta unión, si la unión es muy firme no es necesario.   2- Metemos el extremo del hilo metálico por el cono.
 
3- Tiramos del hilo, arrastrando a los cordones, cintas o cadenas, hasta que chocan con las paredes del cono. Vemos que la parte dónde se unen el hilo metálico y nuestras cintas quedan ocultas en el interior del cono.   4- Hacemos un bucle o un bucle con vuelta, (explicado en las técnicas básicas de nuestra web). Ya podemos unir el cono al terminal o fornitura que nos interese.

 

7- Terminales de espiral:

Los terminales de espiral se colocan aplastando el extremo, o la espiral entera, sobre el final del cordón o grupo de cordones. Tenemos una anilla para unirla a un cierre, o para colgarla de alguna pieza. Se adaptan muy bien a cordones de varias medidas, siempre que entren en la espiral.

   

Detalle de un terminal en espiral.

 

   
 

1- Metemos las cintas o cordones en la espiral, y aplastamos el extremo de la espiral de alambre apretando las cintas o cordones. Podemos colocar la zona dónde está aplastado el metal un poco hacia el interior de la espiral.

 

 

2- En el otro extremo de la espiral usamos la última anilla para unir el terminal al cierre o fornitura que nos interese.

 

Detalle del terminal ya colocado en una cinta de cuero negro de 5 mm.

8- Terminales de varias vías: Conectores

Hay terminales con anillas o asas que sirven para unir varios hilos y llegar al cierre con una sola anilla, los llamamos normalmente conectores. A continuación vemos un terminal o conector 3:1, que sirve para hacer pendientes, pulseras, collares, ...

 

 

 
Montaje de terminal de 3 vías con cordón de cuero anudado directamente. El nudo de espiral utilizado se explica en otro de nuestros tutoriales.   Terminal de 3 vías montado con cable o acero recubierto y chafas. La del centro la hemos aplastado con un alicate de punta lisa y plana, y las de los lados se han hecho con tenaza especial para cerrar chafas, que como se puede apreciar deja las chafas más apretaditas. Se puede elegir hacerlo como más nos guste. La técnica se explica en nuestro tutorial de técnicas básicas.

 

Estos terminales se pueden unir directamente con chafas en el hilo, o con nudos si usamos un hilo bonito como hemos visto en las fotos. Pero también podemos unirlo nuestras creaciones con anillas o con tapanudos o cualquier otro terminal de los vistos anteriormente.

 

 

Entra en  nuestra tienda on line y encontrarás todos los materiales, herramientas, libros, revistas que necesites para bisutería, manualidades, artesanía, dibujo y pintura. Para trabajos de bisutería tenemos un amplio surtido de cuentas de cristal Swarovski, herramientas, fornituras para pendientes, anillos, pins, pegamentos, arcillas poliméricas, etc.

 

Tienda virtual manualidades y bellas artes. Materiales, libros y revistas.


Síguenos en:

 

Páginas relacionadas:

 Bisutería y abalorios: Más de 80 trabajos de bisutería y abalorios paso a paso.